Seguidores

viernes, 11 de junio de 2010

Texto de Alejandro ferrari, director de La Voz de la Popu - Promocion 1977

"Algún día de 1976, motivados por el aburrimiento y la casualidad, en la 8va de 5to, empezamos a escribir, solo por diversión, unas hojitas de cuaderno que remedaban una revista deportiva tipo El Gráfico de la època, contando en joda los resultados deportivos de las distintas competencias en el cole. Los compañeros se empezaron a prender y cada uno quería escribir algo, otras cosas, anécdotas, opiniones y de pronto ya se estaba esperando el "segundo número" de la revista. Se hizo, una cosa llevó a la otra y enseguida se desparramó por las demás divisiones del turno tarde. Para fin de año habían salido varios números. El interés de todos hizo que para el año siguiente nos propusiéramos hacerla un poco más "revista" y así lo hicimos, pidiendo colaboraciones y dibujos, pegando fotos, pasando las notas a máquina. Solíamos mantener reuniones de "consejo de redacción" , regularmente en mi casa, con Jorge el Nieche Nieszawski y Hernán el Negro Otaso, donde craneàbamos cómo seguir. Sin ninguna regularidad, llegamos a sacar doce números y LVDLP se terminó por convertir en una construcción colectiva y en la expresión de lo que nos estaba pasando en ese colegio de la dictadura, ayudándonos a soportarlo, discutimos de política y, de algún modo, resistimos, mientras tratábamos de hacer humor, sin dejar de lado las burlas crueles hacia los compañeros (burlas que todo adolescente que se precie hace desde su cobardía y/o tolera con valor). El nombre de la revista, que originalmente hacía referencia a la hinchada de futbol, la "popu", se terminó convirtiendo en un antisímbolo de aquel colegio elitista y reaccionario (luego Aristócratas del Saber le dio la vuelta con mayor sutileza). Como en principio había ¡un solo ejemplar por número! (sólo del último salieron varios), se pasaba de mano en mano en el colegio, con la consigna de leerla en la casa por razones de seguridad y traerla al día siguiente. Esa consigna poco se cumpíó y se terminó leyendo mucho en el cole, hasta algunos profesores la conocieron. Mi vieja estaba absolutamente aterrorizada con lo que podría pasar si las autoridades la descubrían, lo que afortunadamente nunca ocurrió. Colaboraron además, que mi pésima memoria recuerde y pido disculpas si me olvido de alguien, que seguramente me olvido y que en todo caso podrá ser agregado por cualquier destintaario de este mensaje: Martín Bernath, Marcos Bertlatzky, Edu Watman, Juan Pablo Labaké, Chelo Yabra, Eduardo Pajarito Luzzi, Pablo el Vasco Castresana ("BAS-KOU" surgió de alli, era su seudónimo), Sergio Zeta Weingarten, Diana Iglesias (¡mi novia!), Gabriela Jufe. Y por supuesto el gran Gabriel Jerozolimsky, un dibujante extraordinario, responsable de tapas y "posters". Al egresar pasamos la posta a la promoción 78, incluso escribió una nota en el último número, el futuro responsable, un por entonces flaquísimo Hernán Lombardi, que sólo había visto, hasta aquel momento, a Soledad Silveyra por televisión, en Rolando Rivas taxista. Pero LVDLP no pudo seguir después de nuestro egreso, no me pregunten por qué pues no lo recuerdo, si es que alguna vez lo supe. Al año siguiente apareció Nacho Lewcowicz, un tipo absolutamente brillante, promoción 79 y creó ADS, que fue superadora de LVDLP en muchos aspectos: organización, difusión, duración (hasta 1986) pero, me parece a mí, con el mismo espíritu de joda y resistencia."

Alejandro Ferrari

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada